Entrevista coordinadora biotecnología sanitaria

Araceli Díaz: “El grado de Biotecnología nace para tratar de ocupar el espacio que existe entre la tecnología y los médicos. En ese contexto, surge el itinerario de sanitaria, con un gran carácter de aplicabilidad en la clínica, pero no exclusivamente.”

Araceli Díaz Perales es la coordinadora del itinerario de biotecnología sanitaria en la UPM. Además trabaja en el Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas (CBGP) investigando las bases moleculares de la alergenicidad y reactividad cruzada de alimentos de origen vegetal. Nos concede está entrevista para darnos su visión del itinerario en biotecnología sanitaria.

1. ¿Podría darnos una explicación general del itinerario sanitario? (De qué trata, asignaturas más importantes, prácticas,…)
El grado de Biotecnología nace para tratar de ocupar el espacio que existe entre la tecnología y los médicos. En ese contexto, surge el itinerario de sanitaria, con un gran carácter de aplicabilidad en la clínica, pero no exclusivamente. Cuando empezamos a diseñar el itinerario preguntamos a los que nos parecía que eran los líderes en este sector, esto es, empresas farmacéuticas, legisladores, universidad y hospitales, y cada uno nos dijo lo qué creían que tendría que saber un biotecnólogo sanitario.

Una de las asignaturas más fuertes es genética molecular, con nueve créditos. Es muy importante porque hay muchas enfermedades degenerativas que están asociadas a mutaciones o cambios en la regulación del genoma. No tienen por qué ser hereditarias, la epigenética es muy importante, como ya sabéis. Pero también porque muchas enfermedades de naturaleza oncológica están ligadas a la mutación de un gen, al igual que el envejecimiento o enfermedades asociadas al envejecimiento, etc.

Otra de las asignaturas importantes es farmacología, de hecho se llama biotecnología del desarrollo de nuevos fármacos o desarrollo de nuevos fármacos. Está dado por una persona de una empresa, una profesora asociada muy buena. Todo biotecnólogo debería saber cuáles son las etapas para el diseño y la puesta en el mercado de un fármaco, los ensayos clínicos, qué regulación europea y nacional están vigentes, qué diferentes tipos de medicamento existe, todo eso.

Luego biomateriales, la UPM, aparte de ser una potencia en el ambiente biotecnológico, destaca con un grupo en biomateriales, en el diseño de materiales para el uso clínico. No solo para prótesis, para hilo de sutura o para instrumental dedicado a las operaciones, sino también para materiales de cama (lino, etc), sobre todo para pacientes de larga duración.

También está biotecnología regenerativa. La biotecnología regenerativa es un grupo muy fuerte de la politécnica y está destinada a la generación de nuevos tejidos para distintas enfermedades, quemados, enfermos crónicos, etc.

Luego pasamos a las que serían más generales, pero no dejan de ser importantes, patología molecular y diagnóstico molecular. Ambas están teniendo un gran desarrollo, hay muchísima inversión, de hecho, las dan dos profesionales del CNIO, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, que es puntero en el desarrollo de diagnóstico y tratamientos, porque, evidentemente, cuanto menos agresivas sean las pruebas diagnósticas, más informativas y más rápidas, mejor, por eso el diagnóstico molecular tiene un gran potencial.

A continuación la inmunología aplicada, porque actualmente muchos medicamentos pasan por el desarrollo de inmunología aplicada.

Por último está ingeniería biomédica. El grado de biotecnología nace como grado hermano de otro grado, ingeniería biomédica. Ambos se dividen los papeles, por decirlo de alguna manera. Ingeniería biomédica está mucho más especializada en la parte tecnológica y biotecnología más en la parte del desarrollo biológico. Sin embargo, ambas son complementarias y necesariamente se tienen que entender y por ello hay una asignatura cuyo objetivo es dar una perspectiva de lo que es la ingeniería biomédica para que sepáis el lenguaje biomédico también.


2. Los alumnos nos comentaron que cuando apareció el grado de biotecnología en la UPM, en un principio no estaba este itinerario. ¿Qué les llevó a instaurarlo?
Siempre estuvo en el diseño, otra cosa es que no estuviese aprobado y que no se le pudiera dar publicidad. ¿Cuál es el problema del itinerario sanitario? No tenemos profesores especializados en el área de sanidad, de hecho, solo hay un médico en toda la politécnica. Obviamente, un grado de sanitario requería un conjunto de profesionales que fueran expertos en el área que iban a dar porque si no poco enriquecedor iba a ser este grado. Por eso, el grado se empezó a rodar solo ofertando dos orientaciones y la tercera estuvo aprobada el primer curso y se puso inmediatamente en marcha, de modo que la primera promoción pudo cogerla.

Pero hay que tener en cuenta que, de los ocho profesores dedicados a la especialidad, cinco son profesores asociados, es decir, profesionales que están contratados exclusivamente por la politécnica para que den la asignatura del grado de biotecnología pero ellos desarrollan su actividad profesional en otro campo.


3. ¿Qué salidas tiene este itinerario? ¿En qué podría trabajar un graduado en este itinerario?
El problema de los grados nuevos es que todavía no tienen un campo definido y eso es lo que os toca a las primeras promociones. Actualmente, la biotecnología se está aplicando prácticamente a todo. Tened en cuenta que biotecnología es todo aquel proceso que conlleve microorganismos. Pero no tienen por qué estar vivos, pueden ser ellos mismos o productos de ellos mismos, con lo cual, pienso que el campo que más os favorece, por los datos hasta el 2013, es la farmacia, las compañías farmacéuticas. No solo en el desarrollo de fármacos, también en el desarrollo de biodiesel, el desarrollo de materiales derivados de plantas o de otros polímeros o cosmética. Hay mucho dinero que se invierte en cosmética, L’oreal dedica un 70% de su plantilla al I+D, unos 3000 trabajadores investigando en cosméticos. Yo os entiendo, todos queremos desarrollar la vacuna que cure a los niños de África, y está muy bien, pero hay que tener en cuenta que hay que comer, entonces hay que equilibrar. Uno tiene que investigar de forma altruista pero además tiene que pagar la hipoteca entonces tendría que hacer desarrollos de otro tipo.

¿Dónde más encajaríais muy bien? En el diagnostico. El diagnóstico es muy importante. Actualmente el diagnóstico lo realizan médicos normalmente con cuestionarios sobre el paciente. Hay una gran carga de subjetividad, de hecho, de lo que se quejan los médicos es que en el 60% de los pacientes, depende de la enfermedad, pero el 60% de los pacientes que dicen aquejarse de algo, su enfermedad no se corresponde con lo que dicen tener, que hay mucho hipocondríaco. Entonces necesitan desarrollar kits diagnósticos eficientes, rápidos y poco agresivos. Utilizad las técnicas que vais a estudiar para este tipo de cosas.


4. Actualmente, el itinerario sanitario es el más solicitado, ¿por qué cree que ocurre esto?
Por desconocimiento, completamente por desconocimiento. Evidentemente, la televisión y los medios de información tienen mucho que ver. Los avances científicos que salen en la prensa normalmente están asociados a la salud humana, no salen otro tipo de avances a no ser que se trate de una bomba o que haya un premio Nobel de por medio, con lo cual es difícil. Pero, dicho esto, el campo que más se ha desarrollado en los últimos años, desarrollo cuantificado, en porcentajes, no en números globales, evidentemente, es el de la biotecnología de plantas. Porque todo el mundo tiene que comer, cada vez somos más y la tierra da lo que da. Hay una gran campaña en contra de las plantas transgénicas, a favor de los productos ecológicos, todo eso está muy bien, pero, o somos más productivos o la gente se muere de hambre. Entonces, si una planta transgénica, que no tiene ningún problema para la salud humana, te produce diez kilos frente a un ecológico, que está buenísimo, yo soy la primera que lo reconozco, pero te produce un kilo, lo que está haciendo toda la gente que defiende este tipo de teorías es defender que el que pueda pagar que pague y el que no que se muera de hambre. Ahí los biotecnólogos de plantas tienen una gran batalla porque tienen que dar de comer a mucha gente, y cada vez más. Hay que ser más eficientes. Además no solo en la alimentación son un potencial, también en el desarrollo de nuevos fármacos. Se estima que hay 108 moléculas de plantas, de metabolitos secundarios, alcaloides, flavonoides… que se desconoce su función y tienen propiedades curativas o pueden tener efectos beneficiosos para la salud humana. Las farmacéuticas están aislando metabolitos para intentar crear nuevos fármacos, obviamente destinados al cáncer, porque es lo que más dinero da.

Después está la computacional. La orientación computacional es transversal, no tiene un campo definido, pero todos los que trabajamos en el laboratorio estamos utilizando computacional, es decir, cada vez que realizas un experimento tienes que ratificarlo con un ordenador, todo experimento conlleva una validación por el ordenador. El 50% del tiempo que dedicamos a la investigación, más según vas ascendiendo en escala, lo dedicas a un ordenador, buscando información.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License