Entrevista profesional biotecnología sanitaria

Domingo F.Barber: “La carrera científica no ocurre al azar, y esto es como una carrera de resistencia, donde no es tan importante ser el mejor todo el tiempo o durante cierto tiempo, lo importante es no tener fallos”


Domingo F.Barber, licenciado en Farmacia e investigador del CNB, nos cuenta su experiencia en el campo profesional de la biotecnología sanitaria.

1. ¿En qué ha trabajado usted?
Estudié la carrera de Farmacia en la Universidad Complutense de Madrid entre los años 1985 y 1990. Luego me matriculé en el programa de doctorado en Inmunología, también en la Universidad Complutense, los dos años siguientes, hasta 1992. Comencé el trabajo experimental de mi tesis doctoral el año 1991 en el laboratorio del Dr. José Antonio López de Castro en la Unidad Asociada del CSIC con el Departamento de Inmunología de la Fundación Jiménez Díaz, desarrollando un proyecto encaminada a entender cómo los receptores de célula T reconocían antígeno en el contexto de los antígenos de histocompatibilidad. A la mitad del proyecto cambió la política de las Unidades Asociadas, y el CSIC nos obligó al grupo de investigación a cambiarnos a la ampliación del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO) en la Facultad de Biología de la UAM en el campus de Cantoblanco, donde concluí mi tesis. Cuando terminé la tesis a fínales del año 1995 solicité una beca del Ministerio de Educación y Ciencia para hacer el postdoctorado en el extranjero y me la concedieron, así que me fui a Connecticut al laboratorio del Dr. Adrian Hayday, en el Departamento de Biología Celular de la Universidad de Yale hasta 1999. Después me cambié a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) en Washington para realizar un segundo periodo postdoctoral en el laboratorio de Immunogenética del NIAID que dirigía el Dr. Eric Long, hasta 2002. Ese año participé en el programa Ramón y Cajal para recuperar investigadores que estaban en el extranjero y me concedieron un contrato. Regresé como investigador Cajal al laboratorio de la Dra. Ana Carrera en el Departamento de Inmunología y Oncología del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC. Estuve así unos años hasta que pedí mi primer proyecto en el año 2005 y desde entonces he tenido mi propio laboratorio. En 2007 conseguí una plaza fija de funcionario como Científico Titular del CSIC.
Hasta ahora he trabajado sobre todo en temas de inmunología. Durante la tesis trabajé en entender la presentación antigénica. En el primer postdoctorado en Yale trabajé en el reconocimiento de antígenos por parte de los receptores de gamma-delta, un tipo de receptores de células T, y participé activamente en la identificación de una nueva isoforma del preceptor de célula T (preTCR) que no se conocía hasta el momento: pTalfab. En el segundo postdoctorado trabajé con células NK, que son células del sistema inmune que participan en la eliminación de tumores. Durante el periodo de contratado del programa Ramón y Cajal trabajé en modelos de ratón de Lupus, una enfermedad autoinmune, intentando entender la causas de la enfermedad a nivel molecular.
Cuando empecé mi línea de investigación independiente en el nuevo laboratorio, si bien seguí apostando por la inmunología por mi experiencia profesional previa, decidí combinar los estudios encaminados a identificar dianas terapéuticas para el tratamiento de autoinmunidad y cáncer con el desarrollo de nuevas medicinas en el entorno de la nanomedicina. Intentamos potenciar el sistema inmune en el caso de tumores para que sea mucho más eficiente que de la forma natural en el caso de la inmunoterapia contra el cáncer o inhibiendo la actividad del sistema inmune en el caso de la autoinmunidad. Lo que investigamos es como se puede regular la actividad del sistema inmune según nos convenga.


2. ¿Qué avances podrían aportar sus estudios a la sociedad?
Lo que nosotros hacemos en el Departamento de Inmunología, Oncología y en la Iniciativa en Nanomedicina es tratar de buscar soluciones basadas en la nanomedicina que puedan servir como posibles fármacos. Aquí, en el CNB, no trabajamos en el seguimiento de pacientes ya que no es un hospital, pero hacemos las pruebas de concepto a nivel celular usando líneas celulares tipo o células de pacientes y luego los modelos animales. Trabajamos mucho con modelos de ratón, en los que probamos los nuevos tratamientos para curar distintas enfermedades y ver si mejoran o no y por otra parte tratar de entender el mecanismo molecular que está detrás de esa posible mejora y comprobar si corrobora la hipótesis de partida. Es decir, que las aportaciones serían nuevas medicinas, en nuestro caso.


3. Respecto al CNB, ¿cómo puede llegar alguien a trabajar en este importante centro de investigación?
Lo más importante es planearlo desde el principio. La carrera científica no ocurre al azar y esto es como una carrera de resistencia, donde no es tan importante ser el mejor todo el tiempo o durante cierto tiempo, lo importante es no tener fallos. Una persona joven como vosotros tiene que asumir que esto va a durar unos 20 años hasta que tengas una posición permanente y en ese tiempo tienes que cumplir periodos y en todos ellos tienes que demostrar que eres bueno que puedes trabajar y publicar. Entonces si tienes un periodo malo, en el que no publiques nada, que no trabajes…, eso te suele eliminar. Pero tampoco hay que obsesionarse el primer año, a lo mejor lo tienes en el año quince. La cosa es tener una media buena y para eso lo mejor es tenerlo claro desde el principio, desde que empiezas como estudiante. Por desgracia, el sistema para ser seleccionado para una beca son las notas. Muchas veces hay gente muy motivada que no tiene tan buena nota y no puede venir porque nunca le vamos a poder contratar porque no hay dinero para pagar a nadie. Entonces alguien que quiera venir aquí tiene que ser muy buen estudiante y sacar buenas notas. A continuación mientras estéis haciendo la tesis en un laboratorio demostrar que puedes ser muy trabajador y hacer una buena tesis para que después te contraten en algún laboratorio, ya sea en España o en el extranjero. Esto puede ser muy duro y hay que saber que se encuentran tanto momentos malos como momentos buenos y gratificantes.


4. ¿En el CNB se ofertan algún tipo de oportunidades como prácticas, cursos de verano…?
Sí, aquí hay un programa que trae gente que viene unas semanas y se les va rotando por los laboratorios para que se hagan una idea de lo que es la vida de laboratorio que aunque en las carreras hacéis prácticas y vais a laboratorios, no veis la dinámica de la investigación, sino más bien el cacharreo. En estos programas se selecciona a la gente por nota y según tu interés se te dan a elegir unos campos u otros y se cuadra tu interés con el de los investigadores.
Además están por supuesto todos los programas de becas. Si al terminar la carrera quieres hacer la tesis en un laboratorio tendrás que solicitar las becas que salgan. En centros como este están las becas estatales, la FPI y la FPU, básicamente, y luego el CNB por ser un centro de excelencia tiene su propia convocatoria de becas Severo Ochoa o por tener acuerdos con La Caixa tiene su propia beca La Caixa. Es decir que hay centros que tienen más becas que otros porque son las que tienen propias, asociadas. Lo que pasa es que normalmente son muy competitivas y se selecciona por nota, con una entrevista, por el currículo (asistencia a seminarios, trabajos en laboratorio, participación en programas de iniciación a la ciencia…) de modo que la nota es importante, pero no lo es todo. Lo que tienes que hacer es demostrar interés.


5. Y para acceder a este tipo de oportunidades, ¿es independiente el grado que estudies?
La formación que tienes es importante y eso ya marca un perfil, pero una de las cosas que se valoran en los investigadores es demostrar que has sido capaz de hacer las cosas, no porque hayas estado en un laboratorio que te enseñaban y tú lo hacías, sino porque tú eres capaz de hacerlo y aprenderlo por tu cuenta. Cuando pasas por distintos sitios y te va bien en todos, es más probable que sea porque tú eres la causa y no por el laboratorio en el que hayas estado. Entonces, esto quiere decir que la formación que tenga cada uno es importante de partida, para lo primero que hagas, pero a lo largo de los años, te encontrarás con situaciones que puede que cuando estabas estudiando no existían. El tiempo cambia y te tienes que adaptar a los cambios. Puede que te encuentres con cosas novedosas cuando estés trabajando, pero como tú sabes estudiar, pensar, plantear hipótesis, etc., al final, con esfuerzo se acaba consiguiendo buenos resultados. Eso es lo que es la ciencia. Casi te diría que, al final, da igual los estudios que tenga cada uno, ya que se puede aprender lo que te encuentres por el camino. No es un problema. Evidentemente, para lo primero sí que van a ser importantes tus estudios, pero después de un tiempo ya no tienen tanta importancia, sino que lo más importante es lo que eres capaz de hacer y a lo que te has podido adaptar, estudiando y trabajando.


6. ¿Nos podrías dar una visión general sobre en qué consiste la biotecnología sanitaria?
Respecto a la biotecnología, es un aspecto muy amplio. Puede tomarse desde el punto de vista de vehiculizar fármacos o por ejemplo del tema de utilizar virus para la terapia génica. Hay muchísimas aplicaciones de la biotecnología que se pueden llevar a la práctica. Respecto a las aplicaciones sanitarias, son las que afectan más a un tema al cual la sociedad es más sensible, que es la salud. La gente puede entender más que se invierta dinero a que les curen que inviertan dinero a ir a Júpiter, por ejemplo. Respecto a las aplicaciones en el campo sanitario, como he dicho, hay muchísimas, como por ejemplo el desarrollo de vacunas, de vehículos, de inhibidores químicos que bloquean quinasas, de todo tipo de fármacos,… En general la biotecnología es muy importante para todas estas aplicaciones. En resumen, la biotecnología sanitaria son las aplicaciones biotecnológicas a la resolución de problemas sanitarios.


7. Actualmente, ¿qué países estarían a la cabeza en el campo biotecnológico?
En las investigaciones de todo tipo, casi siempre son los mismos países los que destacan. Aparte de la tradición que es importante, como por ejemplo es el caso de Inglaterra, que a pesar de que no es muy grande y de riqueza no se diferencia tanto a los demás países europeos más importantes, es uno de los países que más invierten en ciencia en el mundo, y con ello desarrolla muy buenas investigaciones. Fuera de eso, de los países más importantes en el campo cabe destacar Estados Unidos, que es un poco el ejemplo a seguir de la investigación puntera en casi todo, por supuesto también la biotecnología. Por lo cual, los que están a la cabeza son EEUU, Inglaterra, Alemania,… Son países grandes donde la financiación en ciencia es grande. España por desgracia es un país grande en cuanto a tamaño con ninguna tradición en esto, con poca inversión privada y pública. En este país tiene mucho mérito la investigación biotecnológica que se hace y alguna es puntera, pero no nos podemos comparar con los países que dije antes. Los países que ven en esto una posibilidad de negocio e invierten acorde con ese pensamiento, pues como consecuencia, tendrán mejores resultados y triunfarán más en el campo de la investigación en general que los que no.


8. ¿Qué empresas o centros de investigación son los más importantes a nivel mundial?
Las grandes están en Estados Unidos. Allí hay dos tipos de centros de investigación que destacan que son por un lado dentro de los públicos, Los Institutos Nacionales de la Salud NIH, que es como una ciudad entera de laboratorios, cada uno de los cuales estudia un temamédico (Cáncer, autoinmunidad, drogodependencia, etc). Este centro tiene mucho dinero público puesto en la investigación sobre medicina. Desde el punto de vista americano, esta investigación es más funcionarial. En estos centros, todos los que trabajan son funcionarios del estado, y a lo mejor, la investigación que se hace no es la mejor del mundo si la comparas con otras instituciones privadas, pero es muy buena y está financiada por el Estado, y además no es tanto por lo buena que es sino que es pública y se centra en problemas que afectan a la salud de la sociedad. Por otro lado están las universidades privadas, como Yale en Connecticut, Harvard en Boston, Vanderbilt en el centro de EEUU,…Allí las universidades funcionan de distinta manera. Si tiene dinero la universidad, más fama tendrá y más gente irá y viceversa. Es un estilo más mercantilista. Es otro estilo. En Europa, que funcione con un estilo parecido, podemos hablar de Inglaterra, donde lo público y lo privado es muy bueno y funcionan a la par. Allí cabe destacar por ejemplo el Cancer UK, Oxford University, Cambridge University,… En el resto de Europa, la inversión es más bien pública, por lo cual los países que sean más ricos, como Alemania, invertirán más en la investigación que otros países con menos recursos. Entre otros centros de Europa destacan el CSIC aquí en España, el Instituto Nacional de la Salud en Francia, en Alemania centros estatales como el Max Plank,…

1166310002_740215_0000000000_noticia_normal.jpg
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License